7/8/12

Material de disección / Juan Ramón Lemus
10.08.2012


Un ritual humanístico
Carlos-Blas Galindo

Juan Ramón Lemus nos provee de numerosos indicios para aproximarnos a las obras con las que ha integrado su exposición Movimientos  uno  dos.  Inicialmente, alude con el título mismo de su individual —que cuenta con dos sedes— a aquello que no es estático, pero también a las partes de un conjunto mayor que son indispensables para advertir la totalidad de la cual forman parte.

Con sus objetos conformados con mangos espigados y remates diversos, se refiere a las capacidades humanas de apropiación y transformación, que desde luego son contrarias a la pasividad y a la victimización. Se trata de delicados ensambles que constituyen citas del mundo cotidiano dentro del contexto de la realidad artística, así como cuestionamientos sobre el uso y no uso del arte; sobre su utilidad misma tanto en el ámbito de lo no artístico como en el de lo que sí lo es.

El proceso de desindustrialización de utensilios que consigue Juan Ramón ayuda a comprender mejor su empleo con fines artísticos, desde hace algún tiempo, de una tecnología prevista originalmente con propósitos distintos, es decir, no artísticos: la de la máquina de coser. En sus obras sobre tela abundan los usos simbólicos de los elementos iconográficos. Es por esta razón que las escaleras en diversas condiciones están ahí como marcas para recordar las potencialidades y las  realidades del mejoramiento de los seres humanos que,  cuando ocurre, sucede a manera de una escalada (ascendente, descendente o multidireccional, según sea el caso) y es susceptible de conducir al conocimiento y al autoconocimiento. Es por el uso de símbolos que con la representación de  nubes se refiere a la concretización de lo que aparentemente es inaprensible. Es por esa misma causa que con el huevo alude a la prefiguración de lo que será… y suma y sigue.

Sin duda, algo que llama poderosamente la atención en el conjunto de obras que integran esta serie es que constituyen la evidencia de un proceso ritual que su autor desarrolla—y que consigue que se antoje realizar—, el cual es singular en tanto que tiene un marcado acento en el plano humanístico antes que en el místico.








No hay comentarios:

Publicar un comentario